Reducir el estres con escritura terapéutica

Reducir el estres

Cierra tus ojos un momento e imagina cómo sería tu vida si pudieras reducir el estres. Seguramente podrías realizar tus actividades más tranquilo y sentirías más bienestar y placer. Tendrías menos preocupaciones, probablemente serías más productivo y alcanzarías los niveles de excelencia que deseas de una manera más sencilla y eficaz.

Pero lo mejor de todo es que tu mente podría descansar, eliminando o al menos reduciendo los pensamientos repetitivos que te producen preocupación y malestar. ¿Suena idílico? Realmente no lo es, porque vivir con calma mental y bajos niveles de estrés no solo es posible, sino además necesario para tu salud mental, física y emocional. Por eso hoy quiero hablarte de técnicas para reducir el estrés que realmente funcionan.

¿Cómo reducir el estres?

Uno de los pasos necesarios para reducir el estrés es detectar los pensamientos repetitivos que nos generan estrés. Son muchos los pensamientos que tenemos a lo largo del día, y muchos de ellos se presentan en modo automático. Por tanto, prestar atención a todo lo que pensamos en un día no es una opción viable para detectar esos pensamientos.

Sin embargo, podemos filtrar esos pensamientos, de manera que captemos los que nos interesa cambiar, que en este caso son esos pensamientos que nos generan estrés. En nuestra mente y emociones generamos cierta «basura», que son aquellos pensamientos o sentimientos que tenemos pero que no nos aportan nada positivo. Identificarlos es el primer paso para reducir el estres.

A veces podemos sentir miedo de realizar un ejercicio de autoescucha como este por temor a lo que podamos encontrar dentro de nosotros. Sin embargo, si discriminamos los pensamientos y sentimientos que nos aportan de los que nos obstaculizan, veremos como podremos superar más fácilmente el estrés.

Al realizar este ejercicio de escritura terapéutica podrás detectar cuáles pensamientos y sentimientos son los que te están ocasionando estrés. De esa manera, podrás remediarlo. Las condiciones que vivimos pueden resultar demandantes, sin embargo, recuerda que es lo que pensamos sobre esas situaciones lo que nos ocasiona estrés y agobio. Entonces, cambiando esos pensamientos podrás cambiar también tu enfoque y tu manera de sentirte al respecto.

Te recomiendo que antes de realizar este ejercicio identifique cuáles son los síntomas de estrés que tienes. Así sabrás con claridad qué tan elevado es tu nivel de estrés y cuán intensas son esas emociones. Si necesitas ayuda con esto, puedes consultar cuáles son los síntomas más comunes en este artículo: «Conoce los síntomas del estrés«.

Reducir el estres

Ejercicio de escritura terapéutica «Vaciar la mente»

En su libro «El Camino del Artista«, Julia Cameron nos enseña una técnica de escritura terapéutica llamada «Páginas Matutinas». Con este ejercicio podemos detectar esos pensamientos que nos ocasionan malestar. Esta autora nos ofrece este ejercicio como una manera de vaciar la mente de pensamientos desordenados, estresantes, repetitivos, distorsionados o de cualquier otro tipo. Hacer esto nos ayuda mucho a desbloquearnos.

En este caso vamos a utilizar el vaciado mental para detectar los pensamientos distorsionados que nos generen estrés. Mi experiencia con este ejercicio ha sido muy fructífera. Me ha permitido no solo detectar pensamientos que me estresaban, sino que me ha permitido procesarlos y comprenderlos, para finalmente cambiarlos.

Realizar este ejercicio es muy fácil, aunque requiere que seamos constantes. Puede ayudarnos a detectar qué pensamientos tenemos que nos generan estrés, y qué podemos hacer al respecto para cambiar esos pensamientos y vivir más tranquilos. Te explico el paso a paso:

Paso 1

Este primer paso funciona muy parecido a como lo plantea Julia Cameron en su libro «El Camino del Artista». Vamos a destinar unos minutos de nuestro tiempo para escribir todo lo que se nos pase por la mente. En este paso la escritura es libre. Se trata de poner en el papel todo lo que se te ocurra en ese momento.

Cuando yo hago este ejercicio es muy frecuente que me ponga a divagar sobre algo que me haya ocurrido que me genere malestar. A veces también me pierdo en  preocupaciones futuras o me pongo a descargar sentimientos de ansiedad o frustración.

Hay personas a las que les resulta más fácil narrar lo que tienen que hacer durante el día. Otras se centran en desahogarse, o en describir lo que hay alrededor. Si al principio lo que viene a tu mente son cuestiones que poco o nada tienen que ver con el estrés, no importa: permite que todo eso salga. Lo único importante realmente es escribir lo que venga a tu mente con el objetivo de reducir el estres.

Paso 2

Relee todo lo que escribiste. ¿Hay algo en tu escrito que te esté generando estrés? Si, por ejemplo, escribiste la lista de quehaceres de hoy o algún problema personal, pregúntate si alguno de ellos te resulta estresante. Si desahogaste emociones o pensamientos varios, busca alguno de ellos que te haga sentir estresado.

Cada pensamiento, situación o emoción estresante que detectes en tu escrito, anótala en un listado aparte. Luego, durante el día, permanece atento a la aparición de esos pensamientos y sentimientos, y observa bajo qué circunstancias se producen. Si detectaste alguna actividad o situación en tu texto, este paso será aún más fácil.

Paso 3

Después de hacer los pasos 1 y 2 tendrás una idea más clara de qué es lo que te ocasiona estrés. En este punto te invito a que pongas a trabajar tu creatividad. Realiza un lluvia de ideas que puedan ayudarte a reducir los niveles de estrés.

Para hacer la lluvia de ideas yo anoto (de nuevo) todo lo que se me pase por la mente que podría ser una solución. Mientras escribo, no me pongo a pensar si es viable, si es conveniente o si va a funcionar: simplemente escribo libre, sin analizar las ideas. De estas lluvias de ideas sin censura suelen salir buenas soluciones, porque eliminamos los temores o análisis que comúnmente bloquean soluciones creativas.

En este punto también te recomiendo que elijas la opción que te parezca más conveniente. Genera un plan basado en esa idea que te ayude a reducir el estres.

Al día siguiente antes de dormir, repite los pasos en un nuevo texto. Procede de la misma manera y anota en la misma lista del día anterior todo lo que identifiques como estresante en el escrito libre.

Te recomiendo repetirlo durante varios días. La razón es que, al hacerlo, podrás ir profundizando poco a poco en tus pensamientos y emociones, vaciarás tu mente con frecuencia y tendrás nuevas ideas que te permitan superar las situaciones estresantes de tu vida.

Además, otra ventaja es que podrás identificar los pensamientos que más frecuentemente se te presentan. Del mismos modo serás consciente de las situaciones que más te preocupan, o de un patrón emocional que antes no hayas podido reconocer.

Reducir el estres

Para más información

El Camino del Artista, de Julia Cameron

El camino del artista

A través de este libro, es posible desbloquear nuestra mente y conectar con nuestra propia creatividad y sabiduría interior. Es un programa de 12 semanas que nos guiará para reencontrarnos con nosotros mismos a través de aspectos como recuperar la seguridad, conectar con nosotros mismos o con nuestras infinitas posibilidades. A mí me ayudó bastante durante un período de mi vida en el que necesitaba encontrarme a mí misma. Podrás recorrer este encuentro contigo a través de actividades artísticas. Definitivamente es un libro que recomiendo.

Leer más sobre Superación Personal

Alleria Bienestar en Instagram

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares